Lodos del Mar Menor

Los baños de lodo en las Salinas de San Pedro son famosos en toda Europa por las propiedades terapéuticas para patologías de piel, articulaciones y huesos.

 

photo28En el interior del Parque Natural, los “baños de lodo” que se toman en la zona conocida como Las Charcas de las Salinas, junto al Molino de Quitín, son famosos por su gran poder de absorción y su acción mineralizante. En las últimas décadas, su uso se ha popularizado entre numerosos visitantes, sobre todo personas mayores. Su aplicación, a través de una delgada capa por todo el cuerpo, es recomendable para patologías de la piel, reumatismos, artritis, gota, afecciones de garganta y rehabilitaciones después de fracturas óseas. Es aconsejable combinar estos lodos con baños salados, ya que las aguas del Mar Menor tienen un gran valor terapéutico por su alta concentraciones de sales minerales y yodo.

photo27   photo26